CONSECUENCIAS DE UN HORARIO DE TRABAJO IRREGULAR

Cuándo tu horario laboral perjudica tu bienestar emocional

horario

Los horarios de trabajo irregulares se han hecho cada vez más populares en los últimos años, a medida que las empresas intentan ser más flexibles para adaptarse a las necesidades cambiantes de su plantilla. Pero, aunque este tipo de horario pueda parecer una gran idea, existen consecuencias que pueden repercutir en el bienestar tanto físico como emocional.

A continuación se explorarán las consecuencias de los horarios de trabajo irregulares y cómo proteger el bienestar emocional en un mundo de horarios siempre cambiantes.

Artículo relacionado: LOS EMPLEADOS FELICES SON UN 13% MÁS PRODUCTIVOS

Consecuencias de los horarios de trabajo irregulares

Cuando se trata de trabajar en horarios irregulares, hay una serie de consecuencias que pueden repercutir en el bienestar tanto físico como emocional. A continuación se exponen algunas de las consecuencias más comunes del trabajo irregular:

1. Alteración sueño-vigilia

Trabajar en horarios irregulares puede alterar el ciclo natural de sueño-vigilia del organismo, lo que aumenta los niveles de fatiga y agotamiento, ya que no dejamos que el cuerpo se acostumbre o siga una rutina que le permita seguir un orden. Esto puede repercutir en la salud física y mental, aumentando el riesgo de enfermedad, accidentes y disminución de la productividad.

2. ESTRÉS Y ANSIEDAD

El cuerpo, al esforzarse por adaptarse a los cambios de horario y a la falta de una rutina regular, puede acabar padeciendo estrés o ansiedad. Esto puede provocar sentimientos de agobio y agotamiento, así como un mayor riesgo de depresión.

3. RELACIONES SOCIALES

Los horarios cambiantes pueden afectar a las relaciones personales y profesionales, ya que puede dificultar la planificación de actividades familiares, actos sociales y otros compromisos importantes, lo que provoca sentimientos de aislamiento y soledad.

4. PROBLEMAS DE SALUD

La falta de regularidad en los horarios también puede aumentar el riesgo de padecer problemas de salud, como cardiopatías, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas. Esto se debe a la alteración del ritmo circadiano natural del cuerpo y a la falta de una rutina regular.

Y no sólo es un horario irregular el que puede causar una disminución del bienestar y calidad de la vida de la personas, también lo es tener un horario laboral, que supere las 8 horas diarias o bien que se empiece pronto y se termine muy tarde, ya que, de esta manera compaginar la vida laboral con la vida personal puede ser muy difícil, lo que puede llevar a: ansiedad, depresión, desmotivación, baja productividad y rendimiento, etc… Un horario adecuado podría ser: 8-30 a 17.30, 9.30 a 18.30, etc…

Así pues, asegurarte de ofrecer un horario regular, flexible y no excesivo, el cuál pueda permitir a los trabajadores compaginar su vida laboral y profesional es clave para proporcionar bienestar y calidad de vida a tus empleados, lo que a su vez se verá reflejado en su productividad, motivación y rendimientos.

Si quieres asegurarte de incrementar el bienestar y productividad en tu empresa, deja que Emocional.co te ayude.


¿Quieres comentar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *